Tareas de Doctores del Diplomado
Vesícula Biliar

Vesícula y vías biliares imagen de patología benigna

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
24 marzo, 2020

Dimensiones de la Vesícula biliar

Acorde a la literatura médica se señala que la vesícula biliar de tamaño normal mide de 7-11 cm de longitud y de 1.5-4 cm de diámetro. En la experiencia de estos autores la vesícula biliar con un ayuno superior a las 6 horas debe alcanzar una dimensión máxima de 7 cm y ello considerando la talla y la complexión del paciente. Ante toda vesícula biliar de dimensiones mayores a los 7 cm debe considerarse la posibilidad de una sobredistensión vesicular que puede representar y orientar hacia un proceso inflamatorio u obstructivo de la vesícula y/o de la vía biliar.

Engrosamiento de la pared vesicular

Un espesor de > 3 mm en una vesícula biliar distendida es anormal y debe buscarse una causa. La anormalidad del espesor de la pared, junto con el signo de Murphy ultrasonográfico y la presencia de cálculos biliares en el US tienen un valor predictivo de > 90% para colecistitis aguda, que es la causa más común del engrosamiento patológico de la pared.

Engrosamiento de la pared vesicular

Lodo biliar

Es una suspensión de cristales de colesterol, gránulos de bilirrubinato de calcio u otras sales y material proteico, la cual posee una matriz de mucus vesicular, que se forma en la bilis, y cuya presencia aparentemente representa un paso intermedio en el proceso de formación de cálculos. Está constituido por una mezcla de gránulos de bilirrubinato de calcio y cristales de colesterol dentro de una bilis viscosa que contiene altas concentraciones de moco y otras proteínas; Su detección es esencialmente ultrasonográfica y otros medios de diagnóstico ofrecen resultados negativos. Característicamente se observan ecos de baja longitud, depositados en la parte más declive de la vesícula biliar y tienen la particularidad de no producir sombra acústica posterior como la que se observa en los cálculos.

Lodo biliar

Dilatación de la vía biliar

El USG es el examen de detección indicado cuando se sospecha de trastornos de los conductos biliares. Los conductos intrahepáticos normales no dilatados tienen un diámetro de 1 a 2 mm y no suelen visualizarse. El colédoco tiene un diámetro de 4-5 mm por lo que una medición de >6 mm indica dilatación ductal.

Hoy por hoy el USG continúa siendo el método de imagen ideal para la evaluación de la patología vesicular y de la vía biliar; es el método de oro para el diagnóstico de todas las enfermedades biliares.

Dilatación de la vía biliar

Comentario diagnóstico por imagen en patología benigna de la vesícula y vías biliares

El ultrasonido es el método de evaluación inicial de la patología biliar dado su alta sensibilidad y especificidad para detectar cálculos, es independiente de la función hepática, muestra vesícula, árbol biliar y el parénquima hepático. El diagnóstico de litiasis biliar por USG se basa en tres criterios. Los cálculos aparecen como imágenes ecogénicas, asociados a sombra acústica, movilidad de los cálculos.

Por otra parte la coledocolitiasis representa el 10% de los pacientes con cálculos en el árbol biliar. El ultrasonido es el procedimiento de elección en la diferenciación entre la obstrucción biliar y la enfermedad hepatocelular como causantes de síndrome ictérico.

Por otra parte la TAC es más eficaz para determinar grado, sitio y causa de la obstrucción. Mientras que la CTPH o la CPRE permiten una valoración detallada pero son invasivos. En esta revisión se concluye que USG es el método ideal para la evaluación de la patología biliar.

Resumen escrito por el Dr Ulises Francisco Luria

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

Médica Capacitación – Diplomado en Ultrasonografía Médica

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *