Vesícula Biliar

Patología benigna de vesícula y vías biliares

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
31 julio, 2019

Más del 95% de las enfermedades biliares son atribuibles a la colelitiasis.

La litiasis biliar se desarrolla cuando el contenido de sales biliares y lecitina en la bilis es insuficiente para mantener el colesterol en disolución.

El cólico biliar sugiere dolor de breve duración (promedio de no más de 6 hrs) con recuento de leucocitos normal y sin fiebre.

Mientras que la colecistitis, se caracteriza por un dolor que persiste más tiempo y se puede acompañar de leucocitosis y fiebre.

La vesícula biliar de tamaño normal mide de 7-11 cm de longitud y de 1.5-4 cm de diámetro.

Los conductos intrahepáticos normales no dilatados tienen un diámetro de 1 a 2 mm y no suelen visualizarse.

El colédoco normal tiene un diámetro de 4-5 mm, por lo que una medición de >6 mm indica dilatación ductal.

¿Cuál es el método de imagen con el que debemos evaluar a los pacientes con dolor en el hipocondrio derecho?

 El ultrasonido es el primer estudio en la evaluación de patología biliar aguda, ya que cuenta con una sensibilidad de 83%, junto con una especificidad de 95%.

Se valoraron a 123 pacientes, los cuales a 99 (80%) pacientes no se le encontró patología biliar ni causa determinada.

Además la ecografía es el principal auxiliar para demostrar la existencia de cálculos.

El diagnóstico ecográfico de la litiasis biliar se basa en 3 criterios:

1) Los cálculos aparecen como imágenes ecogénicas.

2) Poseen sombra acústica.

3) Se puede apreciar el movimiento de cálculos con la posición del paciente.

El dolor es el síntoma más característico de la colecistitis aguda (60-80% de los pacientes).

La coledocolitiasis es la presencia de cálculos en las vías biliares.

La colangitis es el término aplicado a la infección bacteriana de los conductos biliares.

En la colecistitis aguda purulenta, aparece una ecogenicidad sólida o sólida-líquida.

La perforación de la pared de la vesícula puede originar abscesos pericolecísticos, que se visualizan como bandas hipoecogénicas entre el parénquima hepático y la pared vesicular.

En algunas ocasiones se presenta que un cálculo grande puede hacer una fistula a intestino delgado y causar una obstrucción intestinal  conocido como:

Íleo biliar.

El hidrops vesicular es una complicación de la obstrucción del cístico por un cálculo.

Se define como una vesícula con un diámetro transversal mayor de 4 cm y/o una longitud superior a los 8 cm.

La tomografía computada (TC) es tan sensible como el US en la demostración de la vía biliar dilatada en pacientes con ictericia obstructiva.

Sin embargo, el US es el procedimiento de imagen inicial debido a que su costo es sustancialmente menor y a la ausencia de radiación.

Los métodos de imagen seccional como la colangioTC y/o la tomografía computada multidetectores (TCMD) multifásica.

Son considerados como las modalidades de elección para la detección de la dilatación intra y/o extra hepática de los conductos biliares y para la localización y determinación de la causa.

La CPRM es un método no invasivo que nos permite obtener imágenes tridimensionales de la vía biliar y de los conductos pancreáticos.

Comparables a las de la colangiografía percutánea transparietohepática (CPTH) o a las de la vía retrógrada endoscópica (CPRE).

COMENTARIO

La patología de vesícula y vías biliares hoy en día se inicia con un abordaje clínico y ecográfico.

Ya que debido a los aportes que nos arroja el ultrasonido es un auxiliar estándar, en el cual se puede valorar desde una colecistitis agudizada hasta una ruptura vesicular.

Además del bajo costo que nos brinda la ecografía, más sin embargo como ya se menciono es el estándar, más aclarar que en el escalón terapéutico diagnostico se encuentra de primera instancia.

Ya que a la presencia de neoplasias, se prefiere su estadiaje o invasión con la tomografía computada.

Artículo escrito por el Dr. Luis Ángel Palma

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *