Útero y Ovarios

Útero y su anatomía

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
29 julio, 2019

El útero se relaciona anatómicamente anteriormente con la vejiga y uretra y posteriormente con el recto.

Hacia abajo se continúa con el canal virtual que constituye la vagina y arriba a los lados se encuentran los ovarios.

Su forma varía en las distintas etapas de la vida de la mujer, teniendo un aspecto tubular en la neonata y tomando poco a poco su aspecto característico hacia los 13 años de edad.

Para encontrarse hipotrófico y pequeño en la postmenopausia.

De acuerdo a su relación con el cérvix se definen tres posiciones: Anteversión, Neutra, Retroversión.

La flexión es dada por el útero y la versión por el cérvix.

Cuando los dos se encuentran hacia adelante está en anteversoflexión, cuando sólo el útero está delante corresponde a anteversión.

Si el útero está atrás corresponde a retroversión, y retroversoflexión es cuando los dos están hacia atrás.

Es importante tomar en cuenta en el estudio ecográfico del útero dos posiciones del transductor:

POSICIÓN A.

Debajo de la cicatriz umbilical.

Con el útero en anteversión se obtiene un corte coronal, con el útero en retroversión se obtiene un corte transversal.

POSICIÓN B.

Arriba de la sínfisis del pubis.

Con el útero en anteversión se obtiene un corte transversal, con el útero en retroversión se obtiene un corte coronal.

La exploración ecográfica endovaginal del útero permite valorar más de cerca las estructuras y realizar múltiples cortes en útero, ovarios e incluso el apéndice, sin embargo es un método invasivo.

En la exploración suprapúbica encontraremos la vejiga por delante, el endometrio central.

El cérvix (que comienza donde está la flexura) y el canal vaginal, que al secretar moco, lo observaremos como una línea ecogénica central.

El útero se mide desde su borde superior hasta la flexura, debe medir aproximadamente 5 cm.

El cérvix se mide desde la flexura hasta el canal vaginal, mide aproximadamente 2.5 cm, cuando mide menos hablamos de incompetencia cervical.

La relación cérvix-útero debe ser 2:1, por ejemplo en el útero infantiloide se pierde esta relación, el cérvix es más grande o mide lo mismo que el útero, en este caso está indicado realizar una histerosalpingografía.

El útero prepuber es pequeño, con endometrio pequeño y el cérvix desarrollándose, hasta los 13 años que ya se observan características típicas de un útero adulto.

El endometrio se localiza como una línea ecogénica central, se mide de borde anterior a borde posterior en plano sagital, no en transversal.

Su espesor varía de acuerdo a la fase del ciclo menstrual de la paciente:

Fase menstrual: 2-3mm se ve como una línea ecogénica rota;

Fase proliferativa precoz: 4-6 mm se ve con un engrosamiento hiperecoico;

Fase periovulatoria: 6-8 mm, se ve con una capa trilaminar (periférica hiperecogénica, medial e interna más ecogénica que es moco);

Fase secretora: 8-15 mm, se ve un engrosamiento hiperecoico. Así mismo en la postmenopausia sólo se observa una imagen lineal menor a 3 mm, y cuando la paciente está bajo tratamiento hormonal, no mayor a 7 mm.

El uso del doppler en arterias uterinas tiene un uso en obstetricia para medir índices de resistencia y obtener datos de sufrimiento fetal.

En las venas se usa para observar congestión de los vasos alrededor del miometrio, indicativos de enfermedad congestiva pélvica.

Debemos considerar algunas malformaciones como útero:

Didelfo, bicornio bicervical, bicornio unicervical, unicornio, subtabicado, tabicado, arqueado (que es más común, y no se ve en una ecografía normal, es necesaria una reconstrucción tridimensional).

Leiomioma.

Patología más frecuente en útero que conlleva un aumento del volumen útero, endurecimiento, dolor y sangrado.

Pueden ser de varios tamaños, hay algunos tan grandes que deforman la anatomía del útero.

Se clasifican de acuerdo a su localización en intramurales (en miometrio), submucosos (se proyectan a cavidad uterina).

Subserosos (por fuera del útero, debemos analizar si la imagen viene del útero o de otro lado).

Adenomiosis.

Es una proliferación del tejido endometrial hacia el tejido muscular que se observa como una imagen quística hipoecoica con reforzamiento posterior.

DIU.

Comúnmente se solicita al ultrasonografista que corrobore la adecuada posición del dispositivo, el cual debe estar a una distancia aproximada del fondo uterino de 1.5 cm.

Se dice que está traslocado si  se encuentra más abajo, también debe evaluarse su posición respecto al útero.

Se observa como una imagen ecogénica central ocupando la cavidad uterina.

Actualmente muchos dispositivos ya son plásticos, por lo que cuesta trabajo verlos.

Artículo escrito por  la Dra María Del Consuelo González Aleman

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat