Ultrasonido

Ecografía del tubo digestivo

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
30 septiembre, 2019

La ecografía de tubo digestivo frecuentemente es frustrante y difícil ya que el contenido de aire nos puede hacer difícil o imposible la visibilidad.

Sin embargo existe la llamada huella del tubo digestivo que consiste en cuatro capas concéntricas desde la luz al exterior:

Mucosa, submucosa, muscular y serosa y a veces hasta 5 capas, son líneas ecógenas e hipoecoicas alternadas la 1ra., 3ra y 5ta.

Son ecógenas y la 2da. y 4ta, son hipoecoicas, la imagen en “diana”, tiene un grosor que va de 3 mm distendido y 5 mm cuando no lo está.

Dependiendo de la porción se pueden ver las rugosidades gástricas, válvulas conniventes y las haustras del colon, está dado también por el contenido.

Hay patologías en las que la ecografía es importante y algunas otra donde se debe usar la endoecografía, se puede evaluar además el contenido, el diámetro y la actividad motora del intestino

Anatomía patológica de la pared del tubo digestivo.       

El tubo engrosado es mejor valorado porque tiene menor cantidad de gas y porque tiene también un efecto de masa, el patrón en diana es el más familiar otro patrón es en seudorrinón.

En los dos el rodete hipoecoico corresponde a la pared engrosada  y el centro ecógeno corresponde a la luz de tubo digestivo o a una ulceración de la mucosa.

Ambos son el equivalente anormal de la firma del tubo digestivo normal.

El engrosamiento se encuentra en algunas patologías y la benignidad de estas está dada por la extensión y localización  de la lesión así como de la destrucción o conservación de las estructuras.

Como en el caso de la enfermedad de Crohn.

La malignidad está dada por la corta afectación segmentaria y la destrucción de las estructuras de la pared como en el adenocarcinoma de estómago  o de colon.

En ambos casos puede haber linfadenopatía e hiperemia de la pared, las lesiones pueden ser intraluminales, murales estas  lesiones pueden estar ocultas por gas en algunas ocasiones.

Las exofíticas pueden formar masas que son mejor visualizadas.

La ecografía se debe hacer con el paciente en ayunas y debe valorarse además antes y después de vaciar la vejiga.

Haciendo compresión se puede saber si las estructuras están obstruidas o no, la ecografía transvaginal en mujeres es útil para evaluar el recto y el sigmoides.

A veces se usa tomar agua o un enema para localizar y mejorar el diagnóstico de masas gástricas o rectales.

Con el doppler las  neoplasias y enfermedades inflamatorias tienen un aumento de la vascularidad en comparación con la pared normal y es hipovascular cuando hay edema o isquemia.

El doppler color  da más datos en cuadros de dolor agudo, la falta de señal arterial nos habla de isquemia, si el flujo es detectable más fácilmente será compatible con inflamación.

Neoplasias .Raras veces puede identificar lesiones mucosas tempranas o  intramurales pequeñas.

La indicación de una ecografía es cuando hay sintomatología imprecisa, dolor abdominal, una masa palpable y anemia.

Con La cual se identifica, localiza  y estadifica La lesión.

Artículo escrito por la Dra. Leticia López

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat