Ultrasonido

Diagnostico malformaciones congénitas por ultrasonido

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
8 enero, 2020

La exploración por ultrasonido del embarazo debe ser muy cuidadosa para ratificar la normalidad del mismo, para descartar malformaciones.

Debe, sin embargo, tenerse en cuenta la evaluación metódica tendiente a descartar malformaciones.

Esto se lleva a cabo «de pies a cabeza», en ese orden, con el conocimiento de las alteraciones que pueden encontrarse en cada región anatómica.

Es decisión del ultrasonografista informar o no del resultado a los pacientes.

El médico ultrasonografista debe estar seguro del diagnóstico que está elaborando.

La forma en que se informa a los pacientes debe ser muy cuidadosa, piadosa incluso y dedicando el tiempo y atención que exige el caso.

Malformaciones congénitas más frecuentes:

 

I. Malformaciones del sistema nervioso central. Aumento del tamaño de los ventrículos cerebrales.

Anencefalia.

Encefalocele.

II. Malformaciones congénitas del tracto urinario. Agenesia renal unilateral.

Agenesia renal bilateral.

Hidronefrosis fetal.

III. Defectos de la pared abdominal. Onfalocele.

Gastrosquisis.

IV. Alteraciones de la columna vertebral. Teratoma sacrococcígeo.
V. Anomalías del tubo digestivo y vías biliares. Atresia de duodeno.

Quiste de colédoco

 

MALFORMACIÓN DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

AUMENTO DE TAMAÑO  DE LOS VENTRÍCULOS CEREBRALES

Ventriculomegalia Es el aumento de tamaño de los ventrículos cerebrales que puede cursar con o sin aumento del tamaño de la cabeza fetal.
Hidrocefalia Es  el  aumento del tamaño de los ventrículos cerebrales con o sin aumento de las dimensiones de la cabeza fetal, aunada a hipertensión craneal.

Lo más trascendente del hallazgo de ventrículos cerebrales aumentados de tamaño es el concurso de otras alteraciones cerebrales.

Es poco confiable predecir la función cerebral basándose en el tamaño de los ventrículos cerebrales o el adelgazamiento de la corteza cerebral.

En los casos de aumento de las dimensiones de los ventrículos laterales, al comprimir la corteza cerebral dañan principalmente a las células de sostén.

Preservándose en términos generales, las neuronas funcionales.

Por esta razón la predictibilidad  de la función cerebral tomando en consideración el espesor del «manto» cerebral, es imprecisa.

El líquido cefalorraquídeo que se forma en los plexos coroideos de los ventrículos, tanto laterales como los ventrículos tercero y cuarto así como los capilares cerebrales.

Fluye a través de los forámenes de Monro desde los ventrículos laterales hasta el tercer ventrículo.

Después cursa por el acueducto de Silvio hacia el cuarto ventrículo y finalmente escapa a través de los agujeros de Magendie y Luschka hacia los espacios subaracnoideos de la fosa posterior.

Posteriormente el líquido cefalorraquídeo fluye sobre la superficie cerebral alcanzando las granulaciones de Paccioni.

En tanto que el agrandamiento de los ventrículos cerebrales compensatorio a la atrofia cerebral es pasivo.

La hidrocefalia es un proceso dinámico que provoca aumento progresivo del volumen ventricular por obstrucción relativa o completa entre los sitios de producción y absorción del líquido cefalorraquídeo.

O con mucho menos frecuencia, sobreproducción del mismo.

Artículo escrito por  el Dr. Oscar Zamora

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *