Ultrasonido

Características del sonido en el ultrasonido

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
16 diciembre, 2019

Un haz de ultrasonido  es semejante a un  haz de rayos X  en tanto que se trata  de ondas  que transmiten  energía.

Una diferencia importante  entre ambos fenómenos  ondulatorios  es que mientras los rayos X  se pueden transmitir  en el vacío  las ondas de ultrasonido  requieren un medio  que las transmita.

El medio de transmisión  está representado por partículas , ya sea átomos  o moléculas.

Con la propiedad de comprimirse  y descomprimirse bajo efecto  de las ondas  mecánicas , tales como  las ondas de ultrasonido.

Las ondas mecánicas longitudinales  se propagan  en el medio transmisor  en forma de movimientos  de vaivén  produciendo  zonas de compresión y rarefacción

La velocidad del sonido  se transmite  a una velocidad de 1540m/seg  y depende básicamente del medio  en que se transmiten  estas ondas.

Con características importantes  en el medio transmisor  que son de compresibilidad y su densidad.

Compresibilidad  del medio conductor  del ultrasonido  la velocidad del sonido tiene  una relación inversa  con la compresibilidad  del medio transmisor.

De tal manera mientras menos compresible sea  el material más rápidamente se transmite el sonido.

Las ondas se mueven lentamente entre los gases  debido a que las moléculas  se encuentran muy separadas  entre sí  y en caso de los líquidos .

Y los sólidos  la compresibilidad des menor  ya que las moléculas  se encuentran más cercanas.

La densidad de los materiales biológicos  que transmiten al ultrasonido.

La velocidad del sonido está en relación  a la impedancia acústica del medio transmisor.

Intensidad del sonido  audible depende de la amplitud  de oscilación  de las partículas que transmiten  estas ondas  mecánicas.

A mayor oscilación, la intensidad  del sonido  será mayor  esto puede ser dependiente  de la frecuencia, longitud de la onda  y de velocidad del sonido.

Conforme se transmiten  estas ondas  mecánicas  longitudinales puede disminuir  la intensidad de las mismas  aunque no exista variación   en la frecuencia.

La potencia del ultrasonido  se expresa en watts por cm2 clásicamente  la potencia del ultrasonido  en los transductores  diagnósticos es del orden de 5 a10 mwatts/cm2.

La intensidad del sonido se mide en decibeles .unidades relativas que equivalen  a 1 bel y que expresan comparativamente el poder relativo  de dos haces de ultrasonido  en forma logarítmica.

El bel se nombró  así en honor del inventor de teléfono  Alexander Graham Bell.

Interacción del ultrasonido  con los tejidos

Existen múltiples eventos relacionados con la interacción del ultrasonido  con los tejidos biológicos  que describiremos  a continuación.

La  atenuación  es el debilitamiento  de las  de las ondas mecánicas  longitudinales  del ultrasonido  al paso por los diferentes tejidos.

Esto se mide en decibeles  y de manera simple  podemos mencionar  que dicha atenuación  es predecible  según la distancia que recorra  el ultrasonido.

Se ha mencionado  con anterioridad  que los equipos de ultrasonografía  diagnostica  permiten compensar  esta atenuación.

Al amplificar  en forma correspondiente  los ecos recibidos  de las diferentes  interfaces ubicadas  a distintas profundidades.

De  esta manera podemos  tener una ecogenicidad, es decir una densidad   ultrasonográfica  homogénea desde  la superficie  hasta la profundidad de los tejidos estudiados.

También hemos visto  que cuando existe  alguna entidad patológica  que altera la atenuación  predicha  de antemano.

La compensación aplicada  a los ecos va a ser errónea  y pueden generar artificios  como el reforzamiento  posterior que eventualmente puede ser  útil  en los procesos diagnósticos.

La atenuación se ocasiona  por condiciones diversas  tales como la absorción, la reflexión, dispersión, y refracción del sonido.

ABSORCIÓN:

Es la conversión de energía sónica en calor esto que puede ser eventualmente  ser inconveniente en los exámenes   de ultrasonido  diagnóstico  puede ser utilizados en procedimientos  terapéuticos (diatermia).

REFLEXIÓN:

La reflexión  es el cambio de dirección  del haz del ultrasonido  hacia la fuente  que lo produce  gracias a esto pueden formar imágenes   ultrasonográficas.

Los ecos reflejan  en la interfaces , es decir  en el punto de contacto  existente entre los tejidos  con impedancias acústicas  diferentes.

Recordemos que la impedancia acústica  en ultrasonido  depende en la forma directa de la densidad  física de los tejidos biológicos estudiados .

DISPERSIÓN .

Ocurre cuando el ultrasonido  incide  en una interface de forma irregular   lo cual ocasiona  que el sonido cambie  de dirección  en varios sentidos.

Obviamente, los haces de ultrasonido  que  generan  alguna imagen  son aquellos  que regresan  hacia el punto de origen, es decir  hacia el transductor.

REFRACCIÓN:

Consiste en el desvío  del haz del sonido  que pasa por un medio  con  cierta impedancia  acústica  a otro de impedancia  acústica diferente.

El ángulo de reflexión  es equivalente  al ángulo  de emisión  en tanto  que el ángulo  de refracción  es diferente.

Descubierto el efecto pizoelectrico , los físicos  pusieron  la mesa  para el nuevo  método diagnóstico  la posibilidad de diferenciar a los tejidos.

Y ubicarlos en  sus planos  anatómicos  correspondientes  permitía la aplicación  de un método diagnostico  que cobraría gran auge  en la disciplina  que más tarde  llevaría  el nombre de imagenología.

La ultrsonografia  iniciaría un largo  recorrido  de perfeccionamiento  desde una metodología  rústica hasta los elaborados  aparatos de ultrasonografia  utilizados en la actualidad.

Artículo escrito por  el Dr Alejandro Flores Ocampo

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *