fbpx

Técnica de exploración ecográfica de vesícula biliar

De forma ideal los pacientes deben permanecer en ayunas por lo menos 8 horas, como mínimo 4, antes de practicar una ecografía de la vesícula biliar.

Para asegurar la distensión de la misma y para reducir el gas del hemiabdomen superior.

Sin embargo puede obtenerse información diagnóstica incluso en pacientes que hayan consumido alimento.

Por lo que no constituye una contraindicación para llevarla a cabo.

La mayoría de las exploraciones comienzan con el paciente en decúbito supino y se utiliza un transductor de 3.5 MHz.

Se pueden realizar cortes tanto subcostal como intercostal.

Frecuentemente se observan artefactos en forma de ecos débiles en la luz de la vesícula biliar que causan reverberaciones.

Estos pueden eliminarse consiguiendo un acceso más lateral o superior (a menudo desde el espacio intercostal) y utilizar el hígado como ventana.

Se deben realizar cortes con el paciente en diversas posiciones, oblicua posterior izquierda, decúbito lateral izquierdo, decúbito prono y bipedestación.

Para valorar la movilidad de las estructuras intraluminales, como cálculos, lodo biliar y la ausencia de movilidad de los pólipos y tumores.

Es importante visualizar  lo totalidad de la vesícula biliar, pero la evaluación del cuello es sumamente importante.

Pues puede pasarse por alto la existencia de colelitiasis si no se observa el cuello en su totalidad, puede haber cálculos entre los pliegues.

A continuación detallare algunas patologías de la vesícula biliar y sus características ecográficas.

  • Litiasis vesicular

Común en todo el mundo, los factores de riesgo son la mayoría de edad, sexo femenino, fecundidad, obesidad, diabetes y embarazo. Alrededor de una quinta parte presenta cólico biliar.

La ecografía es muy sensible para detectar cálculos dentro de la vesícula biliar.

La gran diferencia en la impedancia acústica de los cálculos y de la bilis adyacente les hace muy reflexivos.

La movilidad es una característica clave de los cálculos que permite diferenciarlos de los pólipos y otras entidades.

Para demostrar la movilidad se estudia al paciente en decúbito lateral izquierdo o en posición erecta puede seguir el cálculo rondando dentro de la vesícula.

Cuando la vesícula se llena de pequeños cálculos, aparecerá como una línea ecógena con sombra posterior.

En el caso de los cálculos, la pared de la vesícula biliar se visualiza primero en el campo cercano, seguido del eco brillante del cálculo y de la sombra acústica, se denomina WES (siglas en ingles Wall-echo-shadow)

  • Barro biliar

Mezcla de partícula y bilis que aparece cuando los solutos de la bilis precipitan.

Los factores predisponentes:

Son el embarazo, pérdida de peso, ayuno prolongado, enfermedades criticas, nutrición parenteral prolongando, ceftriaxona y trasplante de medula ósea.

Alrededor del 50% se resuelve espontáneamente, 20% persiste con síntomas, 5-15% presenta cálculos biliares y del 10-15% esta asintomático.

Las complicaciones son formación de cálculos biliares, cólico biliar, y colecistitis acalculosa.

Características ecográficas:

  • Ecos amorfos a nivel bajo dentro de la vesícula en una posición en declive, sin sombra acústica.
  • Si es grande la cantidad puede simular tumores polipoides, se denomina barro tumefactador.
  • Falta de vasos internos, posible movilidad del barro y anomalía de la pared de la vesícula son pistas sobre la presencia del barro.

 

Artículo escrito por la Dra Brisa Villareal

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

By |2020-07-29T20:09:18-05:00julio 29th, 2020|Categories: Vesícula Biliar|Tags: , |0 Comments

About the Author:

Leave A Comment