Como mencionamos en nuestro blog anterior  (Tuberculosis en México) la tuberculosis es una de las enfermedades infecciosas más mortales en el mundo, por lo que es necesario brindar mayor atención a estos padecimientos y enfatizar las acciones que deben ser tomadas para contrarrestar sus efectos en la sociedad.

Patogenia

Hoy en día, el contagio se produce habitualmente por vía aerógena a partir de pacientes bacilíferos con lesiones pulmonares “abiertas”, es decir, conectadas con el exterior por un bronquio de drenaje. Al toser se generan aerosoles de pequeñas partículas líquidas (gotas de Flügge), en cuyo interior se encierran uno o dos bacilos. Para determinar el diagnóstico se realiza un examen de tres muestras de la flema, llamado Baciloscopia.

Así pues, según el balance inicial entre el sistema inmunitario del huésped y las micobacterias tuberculosas, se distinguen tres situaciones diferentes:

Tuberculosis

Diagnóstico de la infección de tuberculosis 

De acuerdo con el artículo “Tuberculosis. Patogenia, diagnóstico y tratamiento” menudo, la primera sospecha de tuberculosis se basa en hallazgos radiológicos. Es más común la lesión apical; en una fase temprana de la reinfección es característica una densidad moteada. Sin embargo, todo infiltrado inexplicado en cualquier zona del pulmón puede deberse a tuberculosis. La rarefacción indica el inicio de la licuefacción y la cavitación. Las tomografías ayudan a visualizar las cavidades.

tuberculosis radiografía

El diagnóstico definitivo requiere la identificación de M. tuberculosis o de M. bovis por cultivo. Puesto que M. tuberculosis tiene un crecimiento lento, es posible que no se obtengan resultados hasta después de 3-6 semanas. La mejor fuente consiste en la recogida del esputo por la mañana. Como alternativa puede obtenerse el esputo tragado durante la noche por medio de aspiración gástrica inmediatamente después de que el paciente se despierte y antes de que se levante. La muestra debe colocarse en un medio que contenga distintas concentraciones de isoniacida, estreptomicina y, si es posible, otros antituberculosos para el estudio inicial de la sensibilidad. Un grado elevado de resistencia a la isoniacida, junto a la capacidad de formar catalasa, suele ser la primera evidencia de que la infección se debe a otras especies de micobacterias.

Tratamiento Tuberculosis

¿La tuberculosis se cura?

Los fármacos utilizados en el tratamiento de la tuberculosis pueden clasificarse en tres grupos:

Redacción

Médica Capacitación

Inscripciones para el Diplomado de Ultrasonido

Referencias