fbpx

Ecografía pancreática

Los principales objetivos del ecografista son distinguir un páncreas normal de otro anormal y diferenciar las pancreatitis de las neoplasias malignas.

La ecografía abdominal constituye la primera técnica de imagen en la evaluación inicial de una pancreatitis aguda, siendo más sensible que la TAC y RM en el diagnóstico de litiasis biliar, puede detectar signos que evidencien la etiología alcohólica, como son la infiltración grasa hepática o las calcificaciones pancreáticas, muy indicativas de pancreatitis crónica alcohólica subyacente.

ANATOMÍA

Estructura retroperitoneal, se localiza en el espacio pararrenal anterior entre el marco duodenal y el hilio esplénico, a la altura de la primera y la segunda vértebras lumbares.

Tiene forma de coma, con un diámetro longitudinal entre 12.5 y 20cm.

Se divide en: Cabeza, Proceso uncinadoCuello o istmo, Cuerpo y Cola.

Los vasos mesentéricos superiores discurren por detrás del cuello pancreático, separando la cabeza del cuerpo. No hay un límite anatómico entre el cuerpo y la cola.

RELACIONES:

  • Cara anterior con: la cavidad posterior de los epiplones, cara posterior del estómago, la cara inferior del lóbulo hepático izquierdo y el colon transverso.
  • Cara superior discurren las arterias hepática y esplénica.
  • Relaciones posteriores: vena esplénica en sentido transversal, y con la cava, aorta, vena y arteria mesentéricas en sentido longitudinal.
  • Lateralmente la cabeza se encuentra en relación con el duodeno, el colédoco, la vesícula, el lóbulo caudado y el hilio hepático.
  • La cola se relaciona con el riñón izquierdo, el bazo y el colon descendente.

ECOESTRUCTURA:

  • Homogénea o discretamente heterogénea.

La ecogenicidad es igual o ligeramente mayor que la hepática, siendo frecuente encontrar páncreas hiperecogénicos en pacientes obesos, diabéticos y en ancianos, en relación con infiltración grasa.

ASPECTOS TÉCNICOS

2 factores fundamentales que impiden una buena visualización:

  • grasa
  • interposición de gas gastrointestinal.

75%  visualización de las ecografías.

Conducto pancreático principal se visualiza como:

  • Una delgada línea sonolucente, de unos 2mm, limitada por 2 líneas hiperecogénicas que corresponden a sus paredes.

La buena visualización del páncreas se obtiene mediante cortes ecográficos transversales a nivel subxifoideo.

PANCREATITIS AGUDA

60-85% de los casos se debe a litiasis biliar o a alcoholismo crónico.

La pancreatitis aguda se presenta, la mayoría de las veces, como un aumento difuso y generalizado del tamaño del páncreas, junto con límites y contornos más imprecisos y disminución de la ecogenicidad del órgano.

En la forma edematosa el parénquima es uniforme y homogéneo, aunque hipoecogénico con respecto al parénquima normal. En las formas más graves se pueden observar áreas intraparenquimatosas de carácter quístico, indicativas de la existencia de necrosis o hemorragia.

Los resultados técnicos de la exploración mejoran 48h después del episodio agudo, al resolverse el íleo paralítico.

La exploración ecográfica seriada desempeña un papel importante para monitorizar la evolución: resolución, formación de seudoquistes o pancreatitis crónica.

Los hallazgos ecográficos en la pancreatitis aguda pueden clasificarse por:

  • Distribución (focal o difusa).
  • Severidad (leve, moderada y grave).
  • Pancreatitis focal consiste en: aumento de tamaño focal del páncreas, se localiza generalmente en la cabeza, y es más frecuente en pacientes alcohólicos y con historia previa de pancreatitis o dolor.
  • Pancreatitis difusa: es hipoecogénico respecto al hígado normal y está aumentado de tamaño. A medida que la inflamación es más severa son más evidentes la disminución de la ecogenicidad y el aumento de tamaño debidos al mayor contenido líquido en el intersticio.

Las manifestaciones extrapancreáticas:

  • Colecciones líquidas y edema a lo largo de los diferentes planos de partes blandas, se ven en los casos severos. Ocurren dentro de las 4 semanas desde el inicio de la inflamación aguda.
  • Cambios en las partes blandas peripancreáticas se ven como bandas hipoecogénicas adyacentes al páncreas o rodeando el sistema venoso portal.
  • Seudoquiste; cuando se desarrolla una colección líquida con la pared bien definida, que permanece en exploraciones seriadas durante un intervalo de al menos 4 semanas desde el inicio de la infamación aguda.

Ocurren en un 10-20% de los pacientes con pancreatitis aguda, 25-40% de los pacientes con pancreatitis crónica, y es la lesión quística más frecuente del páncreas.

En la fase inicial pueden existir ecos internos y contornos peor definidos, al no estar aún organizado el quiste. Posteriormente la forma ovoidea, con contenido anecogénico y con una pared definida.

Los seudoquistes que se forman durante una pancreatitis necrosante aguda tienen una alta tendencia a la resolución espontánea, mientras que los resultantes de una pancreatitis crónica no suelen resolverse por sí mismos, sobre todo cuando hay calcificaciones en su pared, los que persisten más de 6 semanas requieren descompresión.

  • Abscesos pancreáticos se desarrollan por licuefacción y sobreinfección de la necrosis pancreática, o bien como consecuencia de la infección de un seudoquiste, difíciles de diferenciar de un seudoquiste, siendo necesaria la punción para el diagnóstico.
  • Otros hallazgos incluyen: ascitis, engrosamiento del tracto gastrointestinal adyacente (estómago, duodeno y colon) y engrosamiento de la pared de la vesícula, con o sin líquido perivesicular.
  • Complicaciones vasculares, la más frecuente es la trombosis de las venas peripancreáticas como resultado de la compresión y el estasis sanguíneo, la vena esplénica y arteria esplénica se afectan con mayor frecuencia.

Artículo escrito por la Dra. Ariana Rangel Oregón

By |2019-03-25T19:02:12-06:00marzo 25th, 2019|Categories: Main|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment