Tiroides

Tumor sólido pseudopapilar del páncreas pediátrico

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
6 julio, 2020

El análisis histopatológico demuestra la presencia de tumor encapsulado, compuestos por elementos quísticos, sólidos y hemorrágicos.

La presencia de una cápsula y de hemorragia intratumoral son características importantes en el diagnóstico.

Debido a que rara vez se encuentran en otras neoplasias pancreáticas.

El diagnóstico diferencial incluye cualquier proceso sólido y/o quístico del páncreas.

En niños, se debe descartar neuroblastoma, leucemia/linfoma y desórdenes linfoproliferativos, pues son más comunes que las neoplasias primarias.

Las metástasis son extremadamente raras.

El tratamiento de elección es el quirúrgico, preservando la mayor parte de tejido pancreático posible.

El sitio de localización de los TSP del páncreas es: en la cabeza en 33-40%, en el cuerpo en 14-28% y en la cola en 32-50%.

De ahí que las opciones quirúrgicas abarquen la simple enucleación, la pancreatectomía distal y la duodenopancreatectomía.

Nuestro caso corresponde a una paciente de 12 años de edad, lo que no es frecuente aun en esta rara entidad patológica.

Aunque se han reportado algunas series de casos en edades pediátricas, como la de Choi SH y cols.

Donde observaron una edad promedio de 13 años. Nuestro caso presenta los datos clínicos más frecuentes reportados para el TSP:

Dolor abdominal y presencia de una masa palpable de lento crecimiento.

COMENTARIO

El tumor sólido pseudopapilar (TSP) del páncreas es uno de los tumores primarios del páncreas exócrino con incierto potencial maligno.

Que afecta principalmente a mujeres jóvenes, sin embargo puede encontrarse en pacientes en edades pediátricas en este caso en una paciente de doce años.

La etiología del tumor sólido pseudopapilar del páncreas aún es desconocida y continúa siendo motivo de controversia.

Se han propuesto tres orígenes probables: en las células del conducto pancreático, en las células acinares o en las células endocrinas.

El cuadro clínico de estos tumores es variable.

El dolor abdominal es el síntoma más frecuente en niños con TSP, presente en el 87% de los casos, además de masa palpable, dispepsia y elevación de la amilasa sérica.

Los estudios de imagenología para el diagnóstico de estas lesiones son:

El ultrasonido, la tomografía axial computarizada (TAC) y la imagen por resonancia magnética (IRM).

En las placas simples de abdomen pueden observarse estructuras desplazadas o calcificaciones.

Por otra parte, en el ultrasonido se visualiza una masa con áreas de alta y baja ecogenicidad sin septos en su interior.

Y la angiografía demuestra zonas de poca vascularidad.

El TSP es un diagnóstico diferencial ante la presencia de masas a nivel del páncreas.

Aunque por su rareza no debe ser la primera opción a descartar, especialmente en pacientes pediátricos.

Artículo escrito por la Dra. María de Jesús López Anguiano.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *