Riñón

Displasia renal multiquística

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
2 junio, 2020

La displasia renal multiquística es una patología muy frecuente en hombre y en la mayoría de casos se acompañan de hipertensión arterial.

Generalmente su afección básica es el metanefros que llevan a una mala diferenciación cortico-medular y a un mal desarrollo de los cálices renales.

En el riñón se observan multitud de quistes originados en los ductos colectores primitivos que muestran morfología y tamaño variables y que distorsionan completamente la morfología renal.

Se asocia a oclusión pielo-calicial o a atresia uretral.

Enfermedad Poliquística Renal Autosómica:

En esta enfermedad hay una  transformación quística progresiva de los ductos colectores lleva a desarrollar riñones enormes con infinidad de quistes de tamaño variable, con contenido líquido.

El parénquima renal localizado entre los quistes desarrolla fenómenos de atrofia por compresión.

Se observa también dilatación quística del espacio de Bowman. Generalmente se presenta en edades tempranas y cursa con hipertensión arterial  e infecciones urinarias frecuentes.

Enfermedad Quística Medular:

Esta enfermedad  afecta  selectivamente a los ductos en la médula renal, el riñón en esponja y el complejo enfermedad quística medular-nefronoptisis familiar.

Generalmente se observa atrofia tubular distal con engrosamiento o duplicación de la membrana basal en los túmulos que sobreviven.

Existe dilatación quística de los túbulos a nivel de la unión cortico-medular.

Nefritis Intersticiales:

Los procesos inflamatorios a repetición  ocasionan  borramiento  de la unión córtico-medular formando masas irregulares.

Puede incluso sobrepasar la cápsula renal y afectar a la grasa perinéfrica, lo cual aumenta la confusión con un proceso maligno.

Microscópicamente se observan histiocitos espumosos. generalmente su etiología está relacionada con enfermedades hereditarias (enfermedad Poliquística, enfermedad quística medular).

Alteraciones metabólicas (hipercalcemia, nefrocalcinosis, hiperoxaluria, hipopotasemia, hiperuricemia, cistinosis…). Fármacos y tóxicos (analgésicos, cadmio, plomo, litio, ciclosporina, cisplatino…).

Alteraciones inmunológicas (rechazo renal, lupus eritematoso sistémico, granulomatosis de Wegener, vasculitis, síndrome de Sjögren, sarcoidosis).

Alteraciones hematológicas (mieloma múltiple, linfomas, hemoglobinuria paroxística nocturna…) e infecciones.

Otras enfermedades que afectan la médula renal son las neoplasias y  tumores benignos que además de provocar cambios histológico visibles.

Sintomatología clínica, causan cambios  estructurales anatómico en el riñón.

Es importante mencionar que las patologías que afecta la medula renal son muy variadas en cuanto su etiología.

La mayoría cursaran con  hipertensión arterial y cambios anatómico estructurales visibles con técnicas diagnostica como la ultrasonografía.

En la cual podemos observar alteraciones quística tubulares  que afectan los ductos y colectores. Además de perdida de la diferenciación en la unión medula cortical.

Por lo que considero  que  es sumamente importante estar familiarizado con el  funcionamiento y de la patología medular renal, tanto del desarrollo, como inflamatoria y neoplásica.

Artículo escrito por la Dra Ana Coralia Quintanilla

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *