Protocolo de Exploración

Exploración de hígado

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
20 diciembre, 2019

Para la evaluación ecográfica de hígado se debe de realizar cortes longitudinales desde la línea media hacia la zona lateral derecha del cuadrante superior derecha.

Los cortes se deben de realizar siguiendo el borde costal y se solicita al paciente una inspiración profunda para mantener el descenso del diafragma.

Posteriormente se realizan cortes transversales, perpendiculares y oblicuos a la línea media sagital iniciando desde el epigastrio.

Así visualizaremos el lóbulo hepático izquierdo, venas suprahepáticas y vesícula biliar.

El hígado presenta una estructura homogénea, similar al bazo y riñón. En su interior se observan zonas anecoicas que corresponde a venas pertenecientes al sistema porta.

En un corte transversal a nivel epigástrico se puede identificar dentro del LHI una imagen hiperecoica redondeada, que corresponde al corte transversal del ligamento redondo.

Un corte oblicuo, colocando en transductor de forma paralela al reborde costal, permite observar la cara inferior del hígado con las tres ramas suprahepáticas confluyendo a la vena cava.

Entre la cisura del ligamento redondo y la cava se encuentra el lóbulo caudado, el aumento de dicho lóbulo es sugestivo de una hepatopatía.

Valoración de hepatomegalia:

  • Una medida aproximada del hígado en un corte longitudinal a nivel de la línea media calvicular se considera normal cuando es menor o igual de 13 cm.
  • El lóbulo derecho sobrepasa en polo inferior del riñón en cortes longitudinales.
  • Aumento del lóbulo caudado con respecto al lóbulo izquierdo en corte transversal.
  • El lóbulo caudado debe de medir menos de un tercio de la medida total de ambos lóbulos.

Valoración de hepatopatía crónica:

  • Presenta grado de fibrosis significativa
  • Superficie irregular o nodular, se aprecia mejor en el lóbulo izquierdo.
  • Ecoestructura de “grano grueso”, en condiciones normales el parénquima tiene una ecogenicidad homogénea de grano fino.
  • El hígado cirrótico puede observarse una granulidad con heterogenicidad.
  • Hipertrofia de lóbulo caudado, se valora por un corte longitudinal a nivel de epigastrio para medir su diámetro anteroposterior, si este mide 35mm es sugestivo de cirrosis.
  • Hipertensión portal; aumento de calibre de la vena porta, se mide a nivel del tronco portal antes de su división en corte longitudinal oblicuo a nivel de borde subcostal derecho.
  • Un valor superior a 12 mm es sugestivo de hipertensión portal.
  • Circulación colateral portosistémica; venas dilatadas.
  • En un corte longitudinal en epigastrio de observa una estructura vascular de más de 5 mm de calibre que se extiende desde la zona de confluenciaespleno-portal hacia la uniónesófago-gástrica.
  • Venas gástricas cortas, vena paraumbilical mayor a 4 mm.
  • Esplenomegalia, ascitis

Esteatosis hepática

Se confina en zonas concretas del hígado, en las que destacan fosa perivesicular y región anterior a la porta. Generalmente están bien delimitadas y son más ecogénicas que el parénquima hepático que las rodea.

Lesiones hepáticas según su ecogenicidad

EXPLORACIÓN DE VESÍCULA BILIAR

La maniobra más utilizada en X-7, lo que significa que colocaremos el transductor debajo de la apófisis xifoides con el marcador del lado derecho del paciente.

El 7 indica que desplazaremos bajo el reborde costal derecho a unos 7 cm hasta encontrar la vesícula biliar.

En ocasiones podemos solicitarle al paciente inspire profundamente para que la vesícula se desplace por debajo de la parrilla costal.

Una vez localizada la vesícula es importante explorarla en su totalidad y para ello necesitamos una vista longitudinal.

Esto se consigue rotando el transductor sobre su eje, generalmente en la vista longitudinal la encontraremos en forma de “signo de exclamación”, formado por la vesícula biliar y la vena porta.

Colelitiasis

  • Se observa una zona hiperecogénica con sombra acústica.
  • Pared de la vesícula; la pared no debe de medir más de 3 mm.
  • El aumento del grosor de la pared es un signo sugestivo de colecistitis. La medición de dicha pared se hará en su cara anterior.

Dilatación del colédoco

Cuando el colédoco esta dilatado en algún punto de su recorrido deberá estar obstruido.

El colédoco generalmente debe de medir menos de 6 mm y cuando mide más de 8mm es claramente patológico.

 

Artículo escrito por la Dra Vianey Posadas

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *