Próstata

Hiperplasia prostática benigna

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
8 julio, 2020

La historia natural de la hiperplasia prostática benigna demuestra que la progresión de los síntomas es muy lenta y las complicaciones graves son infrecuentes.

Implica no utilizar un tratamiento activo, sino monitorizar el curso de la enfermedad y revaluar en forma periódica al paciente

TRATAMIENTO MÉDICO HIPERPLASIA 

Bloqueantes selectivos alfa adrenérgicos

Relajan el músculo liso del cuello vesical y de la próstata, lo que reduce la resistencia uretral, mejora el vaciado vesical y disminuye los síntomas de prostatismo.

Incluyen la terazosina, la doxazosina, la alfuzosina y la tamsulosina.

La terazosina

Es una de las más utilizadas en la hiperplasia. La respuesta terapéutica es rápida, mejoría sintomática es del 40% al 86% y la del flujo urinario alcanza los 3 ml/minuto.

Sus efectos adversos incluyen: mareos (9%), cansancio (7%), hipotensión ortostática (4%), somnolencia (3,5%), rinitis (2%) y disfunción eréctil (1,6%).

La dosis usual es de 5 a 10 mg por día. La vida media es de 12 horas, pero puede administrarse en una sola toma diaria, con preferencia antes de dormir.

La doxazosina

Vida media más larga sería ideal; Debe comenzarse con 1 mg, en una única toma antes de dormir; la dosis usual es de 2 a 4 mg por día y la dosis máxima es de 8 mg.

 La tamsulosina

Bloqueante selectivo de los receptores alfa “A”, subtipo de receptores alfa expresado solo en el tejido prostático.

La dosis habitual es de 0,4 mg por día, en una toma diaria, y no es necesario iniciarla en forma escalonada ni prescribirla antes de dormir, dosis máxima es de 0,8 mg.

Tamsulosina es más eficaz que los otros alfa bloqueantes, debe considerarse, debido a su elevado costo.

Es más eficaz que los otros alfa bloqueantes, debe considerarse, debido a su elevado costo.

La alfuzosina

Alfabloqueante con mecanismo de acción similar a la terazosina y la doxazosina.

Se indica una toma diaria de 10mg y presenta los mismos efectos adversos descriptos para todos los alfabloqueantes.

Inhibidores de la 5-alfareductasa

La finasterida y la dutasterida bloquean la conversión de testosterona a su forma activa, la dihidrotestosterona, mediante la inhibición de la enzima 5-alfareductasa.

La probabilidad de mejoría sintomática varía entre el 54% y el 78%.

Los efectos adversos de estas drogas incluyen:

Disfunción sexual eréctil (15% a 20%), disminución de la libido (2,8%) y disminución del volumen del eyaculado (0,3%).

Sus desventajas son varias:

  1. a) Los efectos beneficiosos en cuanto a la mejoría sintomática recién se evidencian luego de un año de tratamiento
  2. b) Solo son efectivos en pacientes con próstatas grandes (mayores a 40 cc)
  3. c) Si el paciente mejora con la droga, ésta debe utilizarse toda la vida ya que, al dejarla, la próstata vuelve a crecer
  4. d) Su costo es elevado
  5. e) Su uso prolongado está relacionado con un aumento de la incidencia de cáncer prostático de alto grado de malignidad.

Serenoa repens

En la Argentina, forma parte de las drogas conocidas como descongestivos prostáticos.

No se conoce muy bien su mecanismo de acción pero se sugiere que tiene un efecto anti inflamatorio sobre la próstata

Tratamiento combinado

En pacientes muy sintomáticos y con próstatas grandes, se puede combinar bloqueantes selectivos alfa adrenérgicos e inhibidores de la 5-alfareductasa,

Con una mejoría sintomática más rápida y una reducción de la incidencia de complicaciones a largo plazo.

Artículo escrito por la Dra Karina Ramírez Jimenez

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *