Información Médica

Nomenclatura y léxico BIRADS

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
13 noviembre, 2019

La ACR desarrollo un sistema oficial de informes y datos para los estudios de imagen de mama (BIRADS)  con la esperanza de poder normalizar la comunicación entre datos.

BIRADS 0, incompleta, necesita estudios adicionales, en una posible evaluación final se necesita que la ecografía asigne una categoría BIRADS para poder proponer cualquier recomendación.

Las categorías BIRADS también son importantes para poder evaluar y mejorar los resultados de las ecografías.

BIRADS 1 corresponde a los tejidos gráficamente normales que generan anomalías mamográficas o clínicas

BIRADS 2 corresponde a procesos benignis como ganglios linfáticos intramamarios, conductos ectasicos, quistes sencillos y nódulos sólidos definitivamente benignos como (lipomas).

BIRADS 3 corresponde a las lesiones probablemente benignas con un 2% o menos probabilidades de ser malignas.

Como algunos quistes complejos, papilomas intraductales de pequeño tamaño  y un subgrupo de fibromas.

BIRADS 4 corresponde a lesiones sospechosas en dos subcategorias  4a y 4b por encima y por debajo del 50% de riesgo.

BIRADS 4a: ligeramente sospechosa, con un riesgo que oscila entre el 3% y el 49%.

BIRADS 4b: moderadamente sospechosa, conlleva riesgo del 50% al 89% .

Estas categorías comprenden aquellas lesiones que no cumplen los criterios escritos en BIRADS 3 o de una caracterización inferior.

BIRADS 5: maligna e indica un riesgo de neoplasia maligna del 90% o más.

Ya se han desarrollado normas terapéuticas para cada categoría mamográfica.

Las categorías BIRADS 1 y 2 permiten a la paciente limitarse a un seguimiento rutinario.

Las categorías BIRADS 3 ofrece a la paciente 3  posibilidades:

Biopsia quirúrgica, biopsia con aguja bajo supervisión ecográfica o seguimiento ecográfico en intervalos frecuentes. Las lesiones BIRADS 4a, 4b y 5 requieren biopsia.

Técnicas especiales para la mama

Se basa en una serie de maniobras dinámicas especiales que se realizan durante la exploración.

En estas maniobras se implica una variación de la compresión para evaluar la comprensibilidad y la movilidad.

Las lesiones con una comprensibilidad superior al 30% son muy probablemente adiposas, ya sea un lóbulo adiposo normal o un lipoma benigno.

La falta de compresibilidad y la ausencia de flujo en la ecografía Doppler indican una trombosis venosa superficial (enfermedad de Mondor).

Puede ayudarnos al diagnóstico la conformación de la movilidad de los ecos en los conductos ectásicos o los quístes complejos.

La variación de la compresión puede ayudarnos también a suprimir artefactos de sombra producidos por el uso de un ángulo crítico que oscurece los planos tisulares demasiado oblicuos.

La compresión con el transductor hacia un lado y otro permite reducir las sombras por ángulo crítico generadas por los ligamentos de Cooper.

Así como visualizar mejor la delgada cápsula ecógena en los extremos de los nódulos sólidos, un signo muy importante de bordes de lesión no invasora.

Para evaluar los quistes complejo hay que efectuar cambios de posición.

Pidiendo a la paciente que cambie del decúbito supino a la posición erecta o al decúbito lateral se pueden visualizar niveles de líquido-residuos, leche de calcio y niveles de grasa líquidos.

Artículo escrito por   la Dra Shatal Sierra

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *