Hígado

Hígado graso: Los patrones de imagen y trampas

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
6 febrero, 2020

Hígado graso

El hígado graso es la anormalidad más común observada en pacientes con imagen transversal del abdomen, la imagen diagnóstica del hígado graso es usualmente sencilla pero la acumulación de grasa puede manifestarse con cambios estructurales que pueden confundirse con inflamación, imágenes neoplásicas o condiciones vasculares causando confusión en el diagnóstico causando que se realicen procedimientos invasivos diagnósticos innecesarios ante la duda.

Este articulo provee una revisión de los factores de riesgo y patofisiológicos, histológicos, epidemiológicos e imágenes de las imágenes de la acumulación de grasa en el hígado.

El hígado graso es una término aplicado en amplio espectro a condiciones que lo caracteriza histológicamente como acumulación de triglicéridos entre el citoplasma de los hepatocitos.

Dos de las condiciones asociadas con el hígado graso principalmente son:

  • Hígado graso asociada por alcoholismo.
  • Hígado graso no asociada a alcoholismo relacionada a la resistencia a la insulina en el síndrome metabólico.
  • Otra relativa condición común es la hepatitis viral (hepatitis B y C) y el uso de drogas (esteroides, amiodarona, ácido valproico etc.) . Raramente se asocia a anormalidades nutricionales (rápida pérdida de peso, cirugías como un bypass etc.) y enfermedades congénitas (desórdenes metabólicos, defectos en la oxidación de grasa, etc.).

La prevalencia del hígado graso es de 15% en la población en general distribuyendose:

  • Por alcohol (45%).
  • Hiperlipidemia (50%).
  • Obesidad con IMC > 30 (75%).
  • Obesidad y alto consumo de alcohol (95%).

Todas estas condiciones son causadas por la acumulación de triglicéridos (esteatosis) entre los hepatocitos alterando el metabolismo lipídico hepatocelular causando defectos en el vía metabólica de ácidos grasos libres.

Los hepatocitos en el centro del lóbulo, cerca de la vena central, son vulnerables al estrés metabólico y tienden a acumular lípidos antes que en la periferia, en consecuencia, la esteatosis tiene a estar más pronunciada histológicamente en la zona alrededor de la vena central y menos pronunciada en las zonas alrededor de la triada portal; en casos avanzados es difuso , relativamente homogéneo en todo el lóbulo.

En varias condiciones del hígado graso, la esteatosis puede progresar a esteatohepatitis (inflamación , daño celular o fibrosis acompañado de esteatosis) y después la cirrosis.

El grado de esteatosis patológicamente visual se estima por la fracción de hepatocitos que contienen gotitas de grasa ( el tamaño de las gotas no se considera) y se distribuye en 5 puntos:

  • 0%.
  • 1% – 5%.
  • 6% -33%.
  • 34% – 66%.
  • >67%.

Para el diagnóstico basado en imagen del hígado graso la biopsia y el análisis histológico. Es el diagnóstico estándar sin embargo el hígado graso también puede ser diagnosticado por el uso de una imagen transversal.

  • Diagnostico por ultrasonido (US). Sensibilidad de 60-100% con especificidad de 77-95%. La ecogenicidad normal del hígado es igual o mínimamente superior que la de la corteza renal o del bazo. El diagnóstico se realiza si la ecogenicidad del hígado supera la de la corteza del riñón y del bazo además existe una atenuación de la onda de ultrasonido, pérdida de la definición del diafragma y pobre delineación de la estructura intrahepática.

Se considera positivo si se presenta más de dos criterios:

  1. Diagnóstico por tomografía computarizada (CT)sensibilidad de 43-95% y especificidad de 90%. El hígado normal es ligeramente de mayor atenuación que el bazo o la sangre y los vasos intrahepáticos son visibles y relativamente hipoatenuados sus estructuras. Se puede diagnosticar hígado graso si la atenuación del hígado es al menos 10 HU menos que la del bazo o si la atenuación del hígado es menos de 40 HU. En casos severos, los vasos intrahepáticos están hiper atenuados.
  2. Diagnóstico por Resonancia Magnética (MR). La intensidad de la señal en el parénquima del hígado normal es similar en imágenes en fase y en fase opuesta. El hígado graso puede estar presente si hay una intensidad de la señal perdida en las imágenes de fase opuesta en comparación con imágenes en fase; y la cantidad.

Resumen escrito por la Dra Isabela Libertad

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *