Hígado

Caso de quiste hidatídico

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
9 junio, 2020

El presente caso tuvo la apariencia de un quiste solitario simple, la laparotomía y la exploración directa del mismo permitieron sospechar su naturaleza parasitaria.

El manejo operatorio fue decidido por la persistencia de la sintomatología y las dimensiones del quiste.

Paciente mujer, de 16 años de edad, que inició su afección en el mes de enero del 2011.

Con dolor leve en el hipocondrio derecho, por lo cual su médico tratante le indicó un ultrasonido.

El ultrasonido reveló la presencia de una imagen anecoica redondeada.

De aproximadamente 6 cm de diámetro en el segmento vii del hígado.

Estudios de laboratorio normales, se realizó exploración laparoscópica sin localización visible del quiste.

Ante el incremento del dolor se le practicaron un nuevo ultrasonido.

Una tomografía axial computarizada de abdomen y se ubicó correctamente el quiste en el segmento viii de Couinaud.

Se efectuó una laparotomía subcostal derecha con esta localización precisa y se abordó directamente el quiste para puncionarlo.

Extrayendo líquido claro con aspecto agua de roca, que se envió a patología.

Posteriormente, se efectuó una ventana al retirar la parte superior de su cápsula.

Fue entonces que se mostró diferente de los quistes simples biliares del hígado, pues se observó una segunda capa formada por un tejido blanquecino.

El resultado de patología del líquido fue negativo para malignidad y tuvo trazas de material proteinoide.

La pieza quirúrgica se mostró como la capa granulosa de un quiste de Equinococcus granulosus.

El ultrasonido efectuado 11 meses después de su intervención mostró la restitución total del
parénquima hepático afectado por el quiste.

El humano es hospedero accidental y adquiere la hidatidosis quística primaria por ingestión de huevecillos excretados por los carnívoros infestados.

El quiste puede medir desde 1 a 15 cm o más, creciendo a un ritmo de1 cm/año.

El líquido contenido generalmente es claro y en la capa germinal se encuentran protoescólices producidos por gemación.

Clínicamente, el quiste hepático puede permanecer asintomático durante años y los síntomas dependen de su localización en el hígado.

El tratamiento de que sintomático mayor de 5 cm es quirúrgico y es un criterio entendido por la mayor parte de los autores y cirujanos de hígado.

Quedando los tratamientos menos agresivos para los quistes menores de estas dimensiones.

El tratamiento médico sobre la base de albendazol se recomienda en quistes menores asintomáticos.

El tratamiento ideal por cirugía sería la resección hepática, que permitiría eliminar completamente la afección.

Comentario

En nuestro país no hay un reporte certero de ciertas parasitosis, y la falta de educación en la población hace más tardado y complicado un diagnóstico y tratamiento.

Pero el manejo de ultrasonido y tomografía permitió un mejor manejo y ubicación del quiste, durante la primer cirugía.

No fue localizado correctamente por lo que al complementarlo se toman

Decisiones sobre el tratamiento.

Artículo escrito por  la Dra Arminda Victoria Quiroz

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *