Embarazo

Ultrasonido obstetrico en el primer trimestre del embarazo

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
11 julio, 2019

El ultrasonido obstetrico es un evento físico natural que siempre ha estado presente en el entorno del hombre.

Solo fue necesario que personas observadoras, con mentes brillantes, encauzaran su utilización.

En el campo médico, el fenómeno del eco ha aportado uno de los métodos diagnósticos más revolucionarios de nuestra era.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, investigadores japoneses, norteamericanos y de algunos países europeos trabajaron paralelamente en fabricar los primeros prototipos de equipos para diagnóstico médico

En modo A (analogue) y, posteriormente, en modo B (bright), con imagen analógica.

En 1959, Ian Donald, profesor gineco obstetra de la Universidad de Glasgow, aplicó principios ya estudiados del ultrasonido obstetrico, para obtener las mediciones de los cráneos fetales, lo cual marcó el inicio de investigaciones posteriores sobre el crecimiento fetal.

Así, en el siglo XXI, las grandes aportaciones permiten evaluar, con una herramienta inocua y de bajo costo.

Las gestaciones desde su inicio, con la intención de diagnosticar tempranamente posibles complicaciones que puedan poner en riesgo al binomio madre-hijo.

Existen tres razones por las que los médicos del primer nivel de atención deben saber utilizar e interpretar el ultrasonido osbtetrico:

Proporciona la confirmación de un diagnóstico, pronostica cómo será el proceso y la culminación de un embarazo.

La pretensión es homogeneizar los conceptos del ultrasonido obstetrico  y promover su uso en diferentes especialidades para que en todas se utilice un mismo lenguaje científico en beneficio del paciente.

Se analizan aspectos que comprenden desde la confirmación del embarazo por ultrasonido obstetrico hasta el desarrollo embrionario por semanas de gestación.

Lo que servirá para determinar las múltiples patologías asociadas con mal pronóstico del embarazo durante el primer trimestre.

Recomendaciones para la evaluación ultrasonográfica obstétrico del primer trimestre del embarazo, en el primer nivel de atención:

Corroborar amenorrea por embarazo.

Para iniciar un control prenatal temprano se debe hacer el diagnóstico de embarazo lo antes posible, con la cuantificación de la hormona gonadotropina coriónica o la prueba cualitativa.

Para la que diversos estudios han reportado una sensibilidad de 85 % y una especificidad de 95 %; sin embargo, son métodos que no ofrecen información sobre la situación y evolución del embarazo.

La primera estructura visible por ultrasonido obstetrico es el saco gestacional, que debe ser medido en sus tres diámetros para obtener el diámetro sacular medio, con el cual se juzga la edad gestacional.

En la exploración transabdominal, la detección del embarazo ocurre en la semana 5 de gestación; en la exploración transvaginal puede detectarse a partir de la semana 4½.

Solo hasta la aparición del saco vitelino se puede hablar de embarazo, mientras no se observe, la imagen puede corresponder a sangre intracavitaria, quistes adenoamióticos, retención de líquido por estenosis cervical o pseudosaco gestacional (embarazo ectópico).

Sitio de implantación del saco gestacional. Consiste en identificar si el saco gestacional está implantado en una localización intrauterina o extrauterina.

Lo cual es de suma importancia para descartar embarazos ectópicos lo más rápido posible a fin de evitar sus complicaciones.

Los hallazgos en un embarazo ectópico son engrosamiento endometrial, masa anexial y líquido libre en el espacio hepatorrenal.

En promedio, por vía vaginal se observa de 17 a 28 % de casos de un embrión vivo fuera de la cavidad uterina y por vía abdominal, aproximadamente 10 %.

Artículo escrito por la Dra Gómez Hernández Leslie Nohemí

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat