Embarazo

Primer trimestre del embarazo

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
6 agosto, 2019

Verificar la viabilidad del embarazo.

Claves para el diagnóstico de un embarazo viable:

Siempre debe observarse un saco gestacional de 5 mm de diámetro en promedio.

Debe observarse un saco vitelino en cada saco gestacional mayor de 10 mm.

En todo saco gestacional mayor de 18 mm debe observarse un embrión.

Un embrión con longitud cefalocaudal mayor de 5 mm siempre debe presentar actividad cardíaca.

Verificar la vitalidad del producto.

El latido cardíaco es visible al inicio de la semana 6 por vía transvaginal y una semana después, por vía abdominal.

En caso de no estar presente, se puede diagnosticar aborto diferido.

 

Al mismo tiempo, se deberá revisar que los parámetros de la frecuencia cardíaca sean normales.

La bradicardia tiene asociación con mal pronóstico embrionario y alteraciones cromosómicas como la trisomía 21.

La asociación entre bradicardia y muerte fetal tiene una sensibilidad de 54 % y una especificidad de 95 % cuando la frecuencia cardiaca es menor a 120 latidos por minuto.

Su especificidad aumenta a 100 % cuando la frecuencia baja a 85 latidos por minuto.

Determinación de la edad gestacional.

Es uno de los principales motivos de envío a ultrasonido en el primer nivel de atención.

Sobre todo en pacientes trabajadoras con el fin de justificar el otorgamiento de la incapacidad laboral a partir de la semana 34.

Con base en la antropometría fetal, antes de las 27 semanas, el estudio ultrasonográfico tiene un error de ± 1 semana.

A las 36 semanas, de ± 2 semanas, y luego de las 36 semanas, de ± 3. Asimismo, permitirá establecer parámetros de macrosomía o de retraso de crecimiento, según la secuencia de ultrasonidos.

Determinación del número de productos.

Además de determinar el número de embriones, el ultrasonido permite la diferenciación de embarazos monocigóticos en cuanto a su corionicidad y la relación con los amnios.

Y posibilita la identificación de embarazos múltiples de alto riesgo al permitir observar a tiempo patologías derivadas de la transfusión feto-fetal.

La identificación del número de productos mediante el ultrasonido es esencial, ya que un embarazo múltiple per se es indicativo de mayor riesgo tanto fetal como materno.

Por ello, la vigilancia ecográfica temprana es fundamental para determinar el número de sacos gestacionales pero, sobre todo, el número de embriones vivos.

Riesgo de aborto.

Los criterios ecográficos de riesgo de aborto son los siguientes:

Saco gestacional con implantación baja, reacción decidual < 2 mm, saco gestacional con morfología distorsionada.

Reacción decidual con refringencia débil, saco vitelino calcificado o con refringencia ecosonográfica débil y crecimiento del saco gestacional < 0.7 mm por día.

Uno de los hallazgos frecuentemente encontrado es la hemorragia subcoriónica.

Cuando el hematoma abarca un área mayor a 40 % del saco gestacional, se considera un signo desfavorable para la evolución del embarazo.

Artículo escrito por la Dra Gómez Hernández Leslie Nohemí

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *