Cáncer

Cáncer de riñón

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
5 noviembre, 2019

El carcinoma de células renales, también conocido como cáncer de células renales o adenocarcinoma de células renales.

Es por mucho el tipo más común de cáncer de riñón. Alrededor de nueve de cada diez casos de cáncer de riñón son carcinomas de células renales.

Aunque el carcinoma de células renales por lo general crece como un solo tumor dentro del riñón.

Algunas veces se encuentran dos o más tumores en uno o incluso en ambos riñones al mismo tiempo.

El carcinoma de células renales se puede clasificar en varios subtipos basados principalmente en la apariencia de los tumores cuando son observados con un microscopio.

El subtipo de carcinoma de células renales puede ser un factor a tomarse en cuenta para decidir el tratamiento.

Y también puede ayudar a que su médico determine si su cáncer puede deberse a un síndrome genético hereditario.

Comentarios

Para el diagnóstico del cáncer de riñón o cáncer renal se debe realizar una historia clínica detallada con una exploración física completa.

Después, se realizará una analítica de sangre y orina y una ecografía abdominal para identificar la masa renal.

Estos estudios se complementan con la realización de un TAC abdominal.

Que evaluará si existe infiltración de la vena cava inferior y afectación de los ganglios linfáticos, una resonancia magnética y un PET.

Para conocer el subtipo de tumor que presenta el paciente, es necesario realizar una biopsia o punción-aspiración con aguja fina

Actualmente se realizan muchos estudios y según lo investigado para realizar el tratamiento del cáncer de riñón como

  • El ultrasonido de alta intensidad es una técnica bastante nueva que actualmente se estudia para ser usada contra el cáncer del riñón.
  • Conlleva dirigir rayos de ultrasonido bien enfocados desde fuera del cuerpo para destruir el tumor.
  • Debido a que la quimioterapia no es muy eficaz contra el cáncer avanzado del riñón, ahora se emplean usualmente lasterapias dirigidas como opción de primera línea para tratar los cánceres de riñón que no se pueden extirpar mediante cirugía. En este momento, se administran usualmente por separado. Se están realizando estudios clínicos para saber si la combinación de estos medicamentos, ya sea entre sí o con otros tipos de tratamientos puede ser mejor que usarlos solos.

Artículo escrito por la Dra. Luz Jimena Aguilar Hernández

 

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat