Cáncer

Cáncer de mama durante el embarazo y lactancia

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
24 octubre, 2019

El objetivo principal es el control del cáncer de mamade como la enfermedad local y sistémica.

Las estrategias terapéuticas son similares, pero se deben considerar las repercusiones que el tratamiento puede tener en el feto y en el embarazo.

CIRUGÍA

La mastectomía con disección axilar se puede realizar con mínimo riesgo para el feto y la gestación.

También hubo aumento de la mortalidad neonatal precoz, donde la mayoría de los casos corresponden a prematuros extremos.

Ningún tipo específico de anestesia o técnica quirúrgica se asoció a resultados perinatales adversos en este estudio.

La cirugía conservadora de la mama es técnicamente posible de realizar en la paciente embarazada.

Sin embargo, la radioterapia requerida para completar el tratamiento local está absolutamente contraindicada durante el embarazo.

Por el riesgo que implica para el feto la exposición a la radiación, ya que la dispersión abdominal es considerable incluso con protección.

En el caso de pacientes embarazadas con indicación de quimioterapia neoadyuvante, ésta puede ser administrada durante la gestación a partir del segundo trimestre.

Luego, es posible realizar la cirugía conservadora, ya sea durante el embarazo o bien después del parto.

 Tratamiento sistémico

Durante el embarazo existen cambios fisiológicos que incluyen modificaciones de la función renal y hepática, aumento del volumen plasmático, hemodilución.

Entre muchos otros, que influencian la farmacología de las drogas antineoplásicas.

Tratamiento sistémico en el primer trimestre

En una revisión  de 139 embarazadas que recibieron quimioterapia durante el primer trimestre por diversas neoplasias se encontró un 17% de malformaciones fetales.

Como comparación con 1,3% de 150 embarazadas que fueron tratadas durante el segundo y tercer trimestres.

Tratamiento sistémico en segundo y tercer trimestres

Existe en la literatura sólo un estudio prospectivo de cohortes en pacientes embarazadas con cáncer de mama que recibieron quimioterapia durante el segundo y/o tercer trimestre.

Donde no ocurrió ninguna malformación congénita, mortinatos o abortos espontáneos.

La restricción del crecimiento intrauterino, probablemente se deba al efecto de las drogas antimitóticas en los tejidos trofoblástico y fetales .

No existen estudios publicados con el uso de taxanos durante el embarazo, por lo cual actualmente no se recomienda su uso.

Muchas de las drogas citotóxicas, especialmente los agentes alquilantes, son excretados en la leche materna.

Por lo que las mujeres que reciben quimioterapia deben evitar el amamantamiento mientras dure el tratamiento.

Se debe tener cuidado también con los antieméticos utilizados durante el embarazo en mujeres que están con quimioterapia ya que su perfil de seguridad es limitado

Radioterapia
La radiación local requerida para completar el tratamiento conservador está contraindicada durante el embarazo, por los riesgos que implica la exposición fetal..

Interrupción del embarazo
Aunque en el pasado se pensaba que la interrupción del embarazo mejoraba la sobrevida en mujeres embarazadas con cáncer de mama.

La evidencia disponible actualmente demuestra que el embarazo no ejerce un efecto adverso en el pronóstico, por lo que el aborto terapéutico no mejora la evolución de las pacientes.

Control prenatal
La paciente embarazada con cáncer de mama requiere de control prenatal multidiciplinario, lo que implica la participación de un equipo médico especializado en salud materno fetal.

Parto en embarazadas con cáncer de mama

En embarazadas con cáncer de mama es el bajo peso de nacimiento y el parto prematuro.

Por la tendencia a interrumpir anticipadamente el embarazo con el objeto de iniciar el tratamiento posterior al parto.

La edad gestacional promedio al momento del parto fue de 34,7 semanas en la serie de Giacalone (42) y de 38 semanas en la cohorte de Berry.

Además, se observó la ocurrencia de algunos casos de restricción del crecimiento fetal.

Basados en estos estudios, se puede concluir, con prudencia, que la exposición in útero a quimioterapia como parte del manejo del cáncer en la embarazada.

Parece no afectar el desarrollo normal a largo plazo de los niños expuestos..

Pronóstico

Numerosos estudios de casos y controles han sugerido que cuando las pacientes son pareadas por edad y estadío de presentación.

No existe diferencias significativas en la sobrevida entre pacientes embarazadas con cáncer de mama y mujeres no embarazadas con cáncer de mama.

Embarazo posterior a un cáncer de mama

En las mujeres tratadas adecuadamente por un cáncer de mama las recomendaciones para futuros embarazos se basan en diversos factores, entre los cuales el más importante es la posibilidad de recidiva.

Según diferentes autores  es razonable aconsejar un plazo de 2 a 3 años, ya que se estima que aproximadamente el 80% de las recidivas ocurren en un periodo de 2 a 5 años luego del tratamiento.

Pero el peor pronóstico se observa en las pacientes que recidivan dentro del primer año, en quienes el riesgo de enfermedad diseminada es seis veces superior en comparación a mujeres sin recidiva.

Artículo escrito por  el Dr. Jose Israel Osnaya Palma

 

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *