Aplicaciones del Ultrasonido

Recomendaciones para un Examen de Ultrasonografía

Médica Capacitación
Escrito por:
Médica Capacitación
5 febrero, 2020

Ultrasonografía Previo a un Examen exploratorio

en un examen de ultrasonografía, en primer lugar se deberá preguntar si pre­senta alguna molestia y si su vejiga urinaria se encuentra muy distendida.

También se deberá cuestionar sobre la razón por la cual el médico tratante ha solicitado el examen.

Se preguntará sobre exámenes complementarios tanto de ima­gen como de laboratorio que permitan orientar a un examen ultrasonográfico más preciso.

Se prestará atención sobre los an­tecedentes patológicos del paciente y en espe­cial los antecedentes quirúrgicos.

El médico deberá estar muy atento a la información que aporta el paciente ya que al no hacerlo así se pueden cometer errores que rompan el enlace que se intenta establecer con el enfermo.

En los casos de ultrasonido obstétrico, al realizar el interrogatorio, una pregunta obligada es qué número de em­barazo es el actual.

El estudio abdominal será completo. No debe realizarse, por ningún motivo, de manera fragmentaria.

Se realizará el examen en forma completa e intencional.

Es necesario iniciar el examen con la revisión de la región pélvica ya que como se ha mencionado, la vejiga urinaria debe ser vacia­da lo más pronto posible para evitar la incomodidad del paciente. El llenado excesivo de la vejiga urinaria producto de mala información o de una antesala prolongada.

Recomendaciones para un examen de ultrasonografía

Deberá de expli­car al paciente la forma en que se realiza el estudio. Se mencionará su fundamento, que consiste en diferenciar los tejidos sólidos de los líquidos.

Se señalará al paciente que los órganos tales como el híga­do, la vesícula, las vías biliares, el páncreas, el bazo, los ri­ñones, el útero, los ovarios y la vejiga o en su caso la ve­jiga urinaria y la próstata revisados por esta propiedad del ultrasonido de dar el contraste por sí mismo.

Sobra decir lo relativo al respeto del pudor del paciente por lo que se recomienda descubrir las regiones que van a ser exploradas en la forma estrictamente necesaria y guardando siempre una actitud de atención al enfermo.

Respecto al vaciamiento de la vejiga urinaria, debe ser a la brevedad posible iniciando el examen por la región pélvica.

El examen postmiccional aportará datos muy importantes respecto a la capacidad de vaciamiento de la vejiga urinaria. Uno se sorprenderá de cómo la imagen aparentemente normal de útero puede cambiar sustancialmente en el examen postmiccio­nal y apreciarse por ejemplo miomas uterinos no visibles por el efecto compresivo de la vejiga urinaria llena. También pueden hacerse aparentes, en el examen pélvico, quistes ováricos no visibles con la vejiga distendida.

La vejiga urinaria no llenada en forma excesiva. Su lle­nado será moderado y con el único propósito de utilizarla como ventana acústica

Se deberá medir la orina residual postmic­cional en su caso.

Recomendaciones

Una vez realizada la exploración pélvica, se procede a la exploración del resto del hemiabdomen inferior y a continuación se re­visa el hemiabdomen superior. Es recomendable seguir una cierta rutina, que evite omisiones en la exploración.

Puede iniciarse con el examen de la glándula hepática, por vía intercostal así como subcostal, con diferentes orientaciones del transductor para revisar en forma completa al hígado. Se estu­dian en seguida las vías biliares también en forma ordenada y metódica.

La vesícula biliar, como ya ha sido señalado, debe observarse en diferentes ángulos sin omitir los ejes longitudinal y trans­versal. Puede recurrirse a los cambios de posición para no pasar por alto eventuales cálculos que estén ocultos a nivel del cuello vesicular y para hacer la diferenciación entre cálcu­los y pólipos los cuales tendrán movilidad o permanecerán fijos respectivamente.

El examen debe de realizarse en ayuno prolongado de 6 a 8 horas y eventualmente puede administrarse dieta de Boyden para valorar la contractilidad de la vesícula biliar.

Se realiza a continuación la revisión de la glándula pancreática que se observará por delante de la vena esplénica y por detrás de la cara posterior del estómago. La forma característica en bastón así como la alta ecogenicidad del páncreas normal, permitirá ubi­car a está glándula.

Recomendaciones

El estómago se observa ecogénico en su luz con una pared muy ecolúcida circundando al contenido gástrico. El estómago es una referencia muy útil para ubicar al páncreas in­mediatamente por detrás.

La cola del páncreas puede ser revisada con el paciente en decúbito ventral utilizando el polo superior del riñón izquierdo como ventana acústica.

El examen del riñón derecho se puede realizar al terminar la exploración de la glándula hepática, de la vesícula biliar y las vías biliares.

Posteriormente a la revisión de ultrasonografía del páncreas se ex­plorará el bazo y el riñón izquierdo. Puede practicarse en decúbito dorsal, generalmente sin necesidad de los decúbitos laterales.

Una vez terminado el examen, en forma inmediata el ultra­sonografista que realizó el examen, deberá escribir el resul­tado y al hacer una lectura rápida del informe, se podrá ratificar que los datos sean correctos y estén completos.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Dr. Hugo Francisco Ramírez Santana

 

Comparte este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *